fbpx
Skip to content Skip to footer

Un Mensaje para ti

Tiempo de lectura 9 Minutos

¿En qué se ha transformado nuestra sociedad?.

Comienzo este texto con una pregunta, porque estamos llenos de afirmaciones y certezas que nos han transmitido líderes, organizaciones y un sin número de personas durante nuestra vida, pero son todas ellas ¿correctas?. Las ideas que te han impuestos han hecho cambiar tus creencias y has aceptado como cual borrego la dirección del pastor hipócrito. Este mensaje es para ti. 

No pretendo conocer la verdad y estoy muy alejado de ello, pero me gustaría poner en contexto lo que vemos, solo con objeto de cuestionar, razonar y entender a través de mis sentimientos, emociones y creencias. Te invito a que abras tu corazón, leas y compartas.

¿En qué basamos nuestra vida?

Puedes reflexionar sobre esto por un momento, hazte la pregunta ¿en qué basas tu vida?. Los cimientos de mi vida y quizás podría interpretar a muchos, es mi familia, mi religión, mi carrera, mi trabajo, en todas estas cosas a las cuales tengo apego y los logros materiales, en ello fundamos toda nuestra existencia. Como también las banderas que rompen nuestras creencias en base a ideas que corrompen al ser humano para deconstruirlo. ¿Te hace sentido? ¿te hace sentido la perversión?

Muy, pero muy pocos basan su existencia en la santificación y el bienestar del prójimo, a través del conocimiento claro de las leyes universales.

Hoy dime. ¿qué tienes?, cada uno de nosotros hemos sufrido en mayor o menor medida los abusos y decisiones de personas sin consciencia, personas que no son de nuestro país, como cual rebaño sin un pastor asumimos lo que otros han impuesto en cada país de este planeta. ¿no lo crees así?  ¿acaso has cuestionado lo que te venden en las noticias o las políticas de adoctrinamiento?

La jauría de lobos aprovechando la contingencia para luchar por el poder, rojos y azules, a la izquierda y a la derecha, mientras las ovejas, objeto de sacrificio, acorralados y atemorizados esperando que los lobos decidan por cuánto tiempo nos paralizan y succionan nuestra vitalidad por dos o tres generaciones más.

Esta jauría de lobos cuyo fin último está en las sombras, hilos invisibles que los dominan creyendo que están haciendo un bien a la sociedad, que están protegiendo a los niños y adolescentes, pero se lastiman y sus heridas son tan profundas, como cual hipnotizado ante su ego no pueden ver más allá de sus narices. Es evidente la manipulación.

¿Qué tan difícil es dedicarse a lo importante? 

Como esclavos y obedientes aceptaron, cerrando los ojos a lo evidente, y eruditos en la materia asintiendo, siendo cómplices de esta aberración. Acaso se preguntaron si era necesario investigar, ¿por qué la gente se muere?, acaso aceptaron el consejo de personas nobles, almas conscientes, personas de bien. No, ¿cierto?. 

El apego a lo material, el poder les nubló el pensamiento y sus emociones, perder lo más preciado para ellos, sus galardones y títulos de Master y Phd. Pero saben que han hipotecado su espíritu y su juicio será de consciencia, ya que han podido hacer algo y no lo hicieron. Han podido elevar sus voces y callaron, pero en su juicio elevarán sus voces y no serán escuchados hasta que limpien su corazón.  

Hasta señores de leyes acogieron el llamado e implementaron restricciones a la libertad, con la excusa de salvarnos, de protegernos de una mortalidad segura. Quien tenga ojos para ver, que lo haga y vea lo que nos han causado en estos 4 meses. Respondan ¿quién será responsable? ¿quién se beneficia de todo esto? 

El esclavo que no sabe que es esclavo.

Como cual presa que sabe que ha llegado su fin, así estamos, congelados y esperando la compasión del más fuerte. Como esclavos que aceptan su condición, creyendo que no son esclavos, porque tienes el lujo, tienes tu auto, tienes tu gran casa, tienes un sueldo suficiente para mantener tu semilla. Pero de nada sirve en la otra vida, de nada sirve.

Nos han llamado en este plano a servir, no a ser servido. Nos han llamado a despertar al dormido y seguimos pidiendo migajas para satisfacer nuestro débil cuerpo, tiznado en toda clase de excesos, restricción de libertades, hipersexualización, lo más aberrante como sodoma y gomorra. El poder que embriaga y el dinero que blasfema en tu bolsillo.

Esclavo, libérate de tus ataduras. No es el dinero, ni el poder lo que te libertará, tampoco un golpe con otro golpe te librará, porque la herida más profunda no sanará si abres cada vez más la llaga para que la costra cumpla su cometido. 

Transfórmate y sé un esclavo de los pensamientos benefactores, que a través de tu labor correcta dignifiquen la obra que te fue encomendada. Es tiempo de volver a tu Padre, Madre. Conéctate con la energía purificadora y cambia tus actos hoy para beneficio de tus generaciones.

Ya basta de bandos contrarios a la luz, a la sabiduría, basta de querer tomar un poder que no les corresponde. Despierten de su hipnosis. Del humilde y compasivo es el reino, por qué no recuerdas estas palabras, ámate y amarás a Dios, porque él está en tí, por lo tanto si ves a tu prójimo sufrir, te estás viendo a ti mismo y a Dios a la vez.

La arrogancia es la vid del Ego

Las banderas de luchas se levantan como cual callampas que de la humedad se alimentan. Reclaman mayores beneficios, reclaman mayores oportunidades para esa clase baja que como esclavos aceptan lo que el lobo disfrazado de oveja les ofrece, para mantenerlo a su merced. 

Ganan una batalla y vociferan a los cielos lo obtenido, pero se olvidan de la pobreza de sus corazones y de sus súbditos sin dar ninguna herramienta que los haga libres. Su arrogancia es tan ciega que da de comer al ego enceguecido por el triunfo. 

Seguimos en este pantano de víboras y durmientes, manteniendo el modelo social y económico de la esclavitud eterna.  ¿por qué no queremos crear el cielo acá en la tierra?

¿Dónde está tu fe?

La palabra es sinónimo de creación, el silencio es de aceptación y las letras son brazas que incentivan tus pensamientos e imaginación. Es cotidiano ver en cada red social, neblina de versos y frases, calumnias que atentan contra otro ser humano. Los mecanismos del mal son tan variados, que los durmientes caen como presa fácil, disparando frases mortales a cual adversario sin cara. Insultos y consignas de libertad, humillaciones y funas sin sentido y valor. Quien las propicia tiene un corazón duro y mente atrofiada, influenciado por colores y pancartas de una historia que conoce a medias.

Dónde está la fe de aquellas personas, dónde está el amor incondicional de esa Madre o Padre que le enseña un mejor camino, ¿se han olvidado? . Seguramente sueñas con tormentos, pesadillas que se repiten una y otra vez. Te reflejas en el espejo como un enjuiciador de tus hermanos, pero el juicio es a ti mismo.

Abandonaste la fe, abandonaste lo importante a ser santificado, tu cuerpo, tus pensamientos, tu corazón y tus actos bondadosos. Y te preguntas, ¿por qué la vida me castiga? ¿por qué me pasa esto?, ¿por qué no logro ser feliz y abundante? ¿por qué sigo la senda del mal? ¿por qué mi país cae lentamente en el abismo? ¿por qué el mundo cae lentamente en el abismo?.  Porque lo hemos permitido. 

El propósito encomendado

No has aprendido la lección que te fue encomendada, la lucha no es con quien tiene más, la lucha no es contra un gobierno desalmado, la lucha no es contra la iglesia, no es contra la clase social favorecida, no es contra las grandes corporaciones. La lucha inteligentes es contra ti mismo. Es contra tus impulsos emocionales y reptilianos, que guían tus acciones, sin que tu pensamiento analítico y espíritu de bondad se manifieste.

Das rienda suelta a tu arrogancia como animal en muy bajo grado de evolución, así como un perro que muerde la mano de su dueño, quien lo cuida, alimenta y protege. Así eres tú, la ignorancia se hizo de ti. Porque ya no tienes en tu alma, esa canción de júbilo y alegría que por derecho propio todos tenemos. La fe en Dios y Jesus el Cristo ha sido prohibida a tus ojos y te has negado a ver. ¿quieres seguir alimentando la odiosidad en tu corazón? ¿quieres que tu vida se transforme y seas recibido con los brazos abiertos en la hora de tu muerte?

Movilicemos nuestro espíritu

Nuestro único objetivo en esta vida tan corta y limitada es plasmar en mi alma los buenos pensamientos y hacer el bien al prójimo. Cada cual pagará lo suyo cuando así le corresponda. No podemos ir con hierro, y con la denuncia a flor de boca, si ni en tu casa tienes todo resuelto. Apelo a la voz de tu espíritu para ganar la batalla. Esta batalla es espiritual, no es material. 

No subestimes la fuerza interior que tienes, el tiempo bueno vendrá en la misma medida de tu espíritu. 

Moviliza tu ser, comparte, escribe y manifiesta tu voluntad positiva para cambiar nuestro tiempo. Esto no es cosa de 1 es cosa de millones que deben unirse en un pensamiento creativo. No te desilusiones si no ves el cambio en este momento, busca a las personas que vibran como tú. Unamos fuerza para revocar los pactos antiguos y crear una nueva fuerza. 

Las organizaciones, colegios universidades y religiones, nos hacen conocer muchas cosas superfluas, y casi nada se enseña de lo que realmente precisamos conocer para la orientación de la existencia y preparación del alma.

Espero amigo y amiga mia del alma que hayas recibido este mensaje para cuestionar tu estadía. Nuestro tiempo es poco y en la carne, vehículo sagrado podemos manifestar tan bella creación. Entonces está en tus manos el camino.

Ojalá compartas este mensaje.

Bendiciones!!!

 6,368 vistas totales,  7 vistas hoy

¿Cuál es tu reacción sobre este artículo?
4Genial0Malo2Feliz0Triste

Agregar Comentario