fbpx
Skip to content Skip to footer

¿Por qué no muestro mi dolor?

Tiempo de lectura 3 Minutos

Cuando enfrentas una situación difícil, de amargura o tristeza, tendemos a encerrarnos en nosotros mismos. Las personas que nos quieren intentan ayudarnos, pero nosotros en este estado, muchas veces rechazamos esta ayuda. ¿Te has preguntado por qué no muestras tu dolor?.

Bueno, probablemente porque el dolor nos nubla, nos da vergüenza compartirlo, tenemos miedo a los juicios del otro,  a mostrarnos vulnerables, y muchas otras razones.

Las personas que nos rodean, con su mejor intención nos manifiestan su preocupación. Tratan de protegernos, de darnos consejos o palabras para aliviar nuestro dolor, pero la verdad, cuando sentimos ese dolor no estamos siempre en posición de aceptar estas palabras o consejos, y muchas veces, incluso podemos llegar a reaccionar de forma agresiva y aislándonos de los demás.

¿Qué podemos hacer frente a esto?

Lo más importante es que nazca de tu interior la necesidad y el deseo de querer ayudarte a ti mismo. Sé compasivo contigo, no te presiones, todos los procesos tienen su propio tiempo y debemos vivirlos. Profundiza en cómo te sientes, y porqué llegaste a esto. Si sientes el deseo y la necesidad, háblalo con alguien de tu confianza, que sientas que te puede contener y escuchar en ese momento.

Si estás en la posición de querer ayudar a alguien, ten paciencia. Observa, contempla, acompaña al otro. La mayoría de las veces no es necesario hablar, sino solo “Estar” y escuchar.

Recuerda que aun cuando todos quieran opinar y mostrarte soluciones para aplacar ese dolor, nada cambiará la situación, sólo tú tienes el poder de hacerlo para ti mismo. Toma conciencia de tu estado, pero no desde la mente, sino desde el corazón, quien es,  quien finalmente tiene todas las respuestas.

Muestra tu dolor.

No resistas tu dolor, tu frustración, cada vez que lo haces reprimes una parte de ti y te hace más daño. Unos te dirán que rías, que veas las cosas positivas, pero sabes que no necesitas eso por ahora.

Intenta lo siguiente:

  • Liberta tu dolor con llanto: Las lágrimas reconfortan, tu chackra Corazón y Garganta se liberan. (seguro que sientes esa presión en tu pecho y tu garganta está tensa, ¿no es así?
  • Medita : Siempre hemos indicado que tener un tiempo a solas, meditando, respirando; reconforta el alma y nos permite equilibrar nuestras energías a través de la respiración.
  • Busca apoyo para aliviar tu dolor y más allá, busca la razón del Para Qué mantener ese dolor.

Gracias por leernos, si te ha gustado el artículo compártelo a tu familia y amig@s.

Nos encantaría poder leerte y nos comentes lo que te ha parecido este texto.

Bendiciones

 257 vistas totales,  1 vistas hoy

¿Cuál es tu reacción sobre este artículo?
0Genial0Malo0Feliz1Triste

Agregar Comentario